Cómo servir un gin tonic

El gin tonic es la bebida de moda, es muy común que la gente pida un gin tonic cuando sale una noche a tomar algo o en reuniones de amigos. Pero es muy importante saber cómo servir un gin tonic para poder disfrutar del verdadero sabor de este cóctel.

Veníamos del gin tonic mal hecho, en un vaso de tubo, malas proporciones, sin aromatizar… Y hemos pasado al otro extremo, en muchos bares incluso rizan demasiado el rizo y pasan de un buen combinado a una macedonia de gin tonic. Por eso debemos saber cómo servir un gin tonic, sin excesos ni carencias. Toque nos ayuda a preparar un coctel maravilloso con el que deleitarnos.

El gin tonic es una bebida de muchos matices. Puede prepararse de muchas maneras distintas, dependiendo del gusto de cada persona. No solo influye la elección del alcohol y la tónica, que es muy importante, también la forma en que se prepara el combinado. No olvidar tampoco que cada ginebra se adereza con un ingrediente diferente.

En Toque sabemos que cada detalle marca la diferencia, por eso vamos a ver punto por punto cómo servir un gin tonic:

• Copa

Antes de comenzar un cóctel, lo primero que se decide es la elección de la copa, el vaso que debemos utilizar también debe cumplir con ciertos requerimientos. A la hora de preparar un gin tonic, es uno de los grandes errores que se suele cometer. No podemos servir el gin tonic en un vaso de tubo, es un recipiente nefasto, tiene una capacidad muy pequeña, no entra bien el hielo, se calienta la bebida al cogerlo con la mano…

Lo ideal para un gin tonic es una copa de balón, en el caso de no tener este tipo de copa, podríamos usar un vaso ancho. Estos vasos son ideales para un gin tonic porque tienen una gran capacidad, lo que nos proporciona la capacidad de poner todo el hielo, la ginebra, la tónica y los aderezos en su interior. Además tiene una boca ancha, que nos permite percibir los aromas y sabores del combinado mucho mejor que en cualquier otro recipiente. También es importante que no se nos caliente la bebida, la copa de balón nos permite cogerla por el tallo o pie. Por todo ello este tipo de copa es la ideal para servir un gin tonic.

A parte de la elección de la copa, es vital el enfriamiento de la misma. Hoy en día existen enfriadores de copas de gases inertes, que enfrían de forma instantánea en segundos, pero es un artilugio muy caro, no disponible para todos los bolsillos. No obstante, existen otras opciones que son igual de eficaces y que todo el mundo podrá hacer en su casa.

Podemos enfriar las copas con hielo o congelador. Es recomendable evitar el congelador, puesto que suelen tener aromas y sabores externos que se pueden traspasar a la copa y, por ello, afectar al resultado final de nuestro gin tonic.

La opción más aconsejable es enfriar la copa utilizando hielos. Se debe llenar la copa hasta el borde con los hielos y los dejamos unos segundos ahí, haciéndolos girar dentro de la copa para enfriar toda la superficie por igual. Una vez que terminamos de enfriar (cuando el cristal quede empañado) la copa, vaciamos esos hielos, asegurándonos de eliminar la mayor cantidad de agua posible.

Ya sabemos que copa es la mejor para un gin tonic y qué hacer con ella primeramente, ahora vamos a seguir con los siguientes pasos para saber cómo servir un gin tonic en una copa de balón enfriada.

• Hielo

El hielo es mucho más importante de lo que creemos para preparar un buen gin tonic, y es probablemente el elemento de la preparación al que menos atención se le presta.

El hielo debe ser grande, gordo y duro. Su función es enfriar, no aguar el cóctel. Hay que poner suficiente para que la copa esté fría, pero no tanto como para dificultar el beber. El hielo no debe sobresalir por encima del vaso, entonces ¿cómo servir un gin tonic con la cantidad de hielo correcta? Con 3 o 4 piezas es suficiente.

Además, el hielo deber ser compacto, evitando el agujero en el medio, ya que de esta forma tardará más en derretirse y no aguará el gin tonic. Debe ser un hielo industrial, de los que se fabrican a muy baja temperatura y con agua osmotizada. El hielo fabricado en casa suele presentar varios problemas: en los congeladores de casa el hielo se forma muy lentamente, los cristales son grandes, por lo que se funde muy rápidamente; el agua del grifo suelte tener sales minerales. Además, como ocurre con el enfriamiento de la copa, el congelador suele tener aromas y sabores que el hielo puede absorber.

• Ginebra

¿Qué ginebra hay que escoger para saber cómo servir un gin tonic perfecto? Puede que cada persona te responda de forma diferente, puesto que se debe escoger según el gusto de cada persona, ya que lo que diferencia una ginebra de otra es la receta de ingredientes aromáticos que lleva cada una.

La ginebra debe estar fría para retrasar el derretimiento del hielo durante el mayor tiempo posible. También hay que saber que la ginebra es la bebida que primero hay que poner en la copa, puesto que en todos los cocteles siempre va primero la bebida de mayor graduación alcohólica.

Y casi más importante que la elección de la ginebra y cuándo debe servirse, es poner la correcta cantidad. Lo recomendado son 5cl de ginebra por 20 cl de tónica. Usar un medidor es lo mejor, pero si no se tiene, basta con un vaso de chupito, sirve perfectamente para medir una dosis de ginebra. Echar más no va a hacer que el gin tonic sepa mejor, sino más fuerte.

Finalmente, es aconsejable servirla desde una altura que le permita oxigenarse y liberar sus aromas mientras rueda por los hielos.

• Tónica

En los últimos años, el mundo de las tónicas ha cambiado enormemente. Se han introducido muchas tónicas que realmente tienen ingredientes diferentes, pero también hay que saber que otras han aprovechado el filón de la moda de los gin tonic y no aportan nada. Por lo que, ¿qué tónica escoger para saber cómo servir un gin tonic ideal? Pues al igual que la ginebra, es a elección de cada persona, pero no tiene mucho sentido usar tónicas demasiado aromatizadas, ni demasiada cantidad, con ello solo tapan el sabor de la ginebra. Lo recomendable es usar una tónica que de un toque amargo y cítrico, que es lo que debe aportar este ingrediente al combinado.

La tónica tiene que estar fría, cuanto más mejor se disuelve y menos gas se pierde. Además debe servirse con cuidado, para evitar que se pierda el gas. Lo mejor es usar una cuchara mezcladora, pero si no se tiene, podemos dejarla caer suavemente a través del último hielo y lo más cerca posible de este. La tónica y la ginebra se mezclan de forma natural, no hace falta agitar ni remover, lo único que se consigue con eso es perder gas.

• Aderezos

Y para darle punto final a saber cómo servir un gin tonic es la elección de los aderezos. Estos ingredientes solo deben aromatizar, no tiene sentido añadir cientos de especias que parezca una macedonia, con esto solo tapamos el sabor del combinado, la ginebra ya tiene sus propios aromatizantes. Los aderezos deben aromatizar con mucha suavidad, añadiendo poca cantidad de extras, evitando que se encuentren tropezones a la hora de beber.

La elección de los botánicos está vinculada directamente con la elección de la ginebra, según la presencia que exista de ellos en la preparación de la ginebra, lo que ayuda a potenciar mucho más su sabor. No debemos meter dentro de la copa cualquier cosa que luzca bonita. Por ejemplo, una rama de romero en una ginebra que no tiene romero en ningún momento de su producción, no es más que un gin tonic arruinado con una rama de romero.

En cualquier caso, añadir un cítrico es perfecto para aromatizar cualquier gin tonic. Además los cítricos podemos frotarlos levemente sobre el borde de la copa para aromatizarla. El limón y la lima son los cítricos que mejor combinan con el gin tonic.

Ya hemos terminado la preparación del gin tonic, y así como hay pasos que hay que cumplir para saber cómo servir un gin tonic, también hay pasos para disfrutarlo. Usa los sentidos, disfruta de cada trago con su aroma y sabor, apreciando todo en su totalidad. Además debes tomarlo sin prisa, pero sin pausa. Tómate tu tiempo para beberlo, pero no te alargues. Si se bebe muy rápido no se disfruta enteramente, pero si se tarda demasiado, los hielos se derretirán y acabaremos con un gin tonic aguado.

Comentarios (0)

Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y gestión de tráfico.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Política de Cookies