5 cócteles clásicos que recuerdas por el cine y la televisión

Al igual que les ocurre a algunos actores, hay cócteles que han alcanzado su fama gracias a una película o una serie de televisión: el ejemplo más obvio podría ser el Vesper Martini que un camaleónico James Bond _este personaje ha sido interpretado por grandes actores como Sean Connery, Roger Moore o Daniel Craig_ que, no obstante, no acepta que la receta de este combinado cambie un ápice.

Vesper Martini: agitado, no mezclado

El Vesper Martini fue inventado en la ficción, no cinematográfica, sino literaria: el James Bond de Casino Royale, magistralmente reflejado por Ian Flemming, pedía este cóctel al camarero de turno:

"Un dry martini," dijo. "Uno. En una copa de champagne."
"Oui, monsieur."
"Un momento. tres medidas de Gordon's, una de vodka, media medida de Kina Lillet. Agítelo bien hasta que esté helado; entonces añada una peladura de limón. ¿Lo ha anotado?"
"Por supuesto, monsieur." El camarero parecía complacido con la receta.
"Madre mía; desde luego es un pelotazo" dijo Leiter.
Bond rió. "Cuando me tengo... esto... que concentrar," explicó, "nunca tomo más de una copa antes de cenar. Pero la que me tomo me gusta que sea larga, potente y bien hecha. No me gustan las copas pequeñas y que, además, están mal hechas. Esta es de mi propia invención y estoy pensando en darle nombre y patentarla."

Cosmopolitan: la estrella de Nueva York

Un nivel similar de encumbramiento ha alcanzado el Cosmopolitan: gracias a Sexo en Nueva York, la imagen de Carrie Bradshow, interpretada por Sarah Jessica Parker, llevando en la mano la elegante copa con el cóctail rojo.

Hecho con vodka, Cointreau, zumo de limón y zumo de grosella, el 'Cosmo' comenzó a popularizarse cuando una joven Madonna fue vista bebiendo uno. No obstante, nuestra memoria cinéfila lo asocia a las protagonistas de Sexo en Nueva York.

Hot Toddy: decadencia y deseo sexual

Si el Vesper Martini y el Cosmopolitan se asocian, en cierta manera, a la sofisticación, el Hot Toddy es un cóctel decadente y tortuoso que, no obstante, volvía locos a Britt Polliy y Maggie, los alter egos de Paul Newman y Elisabeth Taylor en La gata sobre el tejado de zinc.

Si bien este cóctel es el reflejo de la tensa situación que se vive en el magistral film de Elia Kazan, lo cierto es que es muy apreciado por su original sabor: la receta incluye agua, miel, limón y whiskey Bourbon.

Bloody Mary: al borde de un ataque de nervios

Si el Hot Toddy se asocia con la decadencia, el Bloody Mary se asocia al histrionismo nacional, representado por Rosy de Palma en Mujeres al borde de un ataque de nervios. En la demencial trama de Pedro Almodóvar el gazpacho, y, por extensión, el Bloody Mary, tienen un protagonismo tan particular como los ingredientes de este cóctail: vodka, zumo de tomate, sal, pimienta negra, salsa Worcestershire, Tabasco y limón: un combinado no apto para estómagos sensibles.

Gilda y el cóctail Margarita

Cierra esta lista no una película, sino una actriz: Rita Hayworth. Mundialmente icónica por su papel en Gilda, la sensual intérprete de los años 40 se llamaba, en realidad, Margarita Cansino, y según cuentan el cóctail Margarita lleva este nombre en su honor.

 

Comentarios (0)

Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y gestión de tráfico.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Política de Cookies