SANGRÍA: BEBIDA REFRESCANTE DE VERANO

Se acerca el verano, el sol y el buen tiempo y no hay nada que nos guste más que sentarnos alrededor de una mesa en compañía de familia y amigos para tomar algo. “Tomarnos algo” es una de las formas más comunes que tenemos para quedar, ya sabemos que vamos a pasar un rato divertido, relajado, charlando… Normalmente lo acompañamos de una bebida, que suele cambiar dependiendo de la hora a la que quedamos; si es después de comer nos tomaremos un café, una infusión o una copa, pero si es antes de comer preferimos un vermouth, una cerveza o una refrescante sangría.

Y es que hay bebidas tan aceptadas comúnmente que no nos planteamos su origen y ¿Por qué no conocerlo?

La sangría, es por todos sabido que, es una mezcla especiada de vino y gaseosa a la que se añade fruta, aunque tiene muchísimas variantes.

ORÍGEN DE LA SANGRÍA.

En la antigua Roma, era habitual beber vino en vez de agua, ya que en el agua contaminada de la época habían gérmenes. Este hábito fue expandiéndose por Europa, incluyendo España, donde empezó a llamarse Sangría por su color rojo.

Es en España, donde por primera vez se le añade fruta fresca cortada. Cuenta la leyenda que a unos lugareños del sur de la península, se les iba a madurar demasiado algunas piezas de fruta, por lo que decidieron añadirla al vino y la dejaron reposar. Su sorpresa fue que les encantó y le añadieron azúcar y algunas especias más, como canela.

LA RECETA VERDADERA.

Muchísima gente busca la receta de “la sangría perfecta” pero en la diversidad está el gusto, y por eso no existe. Hay ingredientes básicos que toda sangría debe llevar: vino tinto, fruta fresca y bebida gaseosa. A partir de ahí, cada uno puede elegir las variantes a su gusto, más panela o azúcar, más canela, más anís estrellado, un toque cítrico añadiéndole naranja o simplemente que la bebida gaseosa sea de sabor naranja. La forma de presentarla también es peculiar, siempre en jarra de cristal, para que se puedan ver los trozos de fruta fresca.

Desde Toque, queremos ofrecerte todos estos ingredientes para que disfrutes de una sangría perfecta. En nuestro kit de sangría encontraras todo lo necesario para hacerla:

–          Una jarra de cristal con grifo y con capacidad para 2L

–          Una bolsa doypack de azúcar especiado: azúcar de caña natural, canela, jengibre, macis anís estrellado y cítricos deshidratados (naranja sanguina y lima).

–          Una bolsa doypack de aderezos para sangría: fresa y manzana liofilizada entre otros, para aportar ese toque afrutado.

Y ahora que ya conoces todos los ingredientes para hacer una sangría ¿te animas a darle un toque especial a la tuya?