recetas para niños

4 recetas para niños que tú también adorarás

Si echamos la mirada atrás, a cuando éramos niños, nos vendrán a la mente muchos momentos vividos con amigos, algunas trastadas, tardes enteras corriendo de aquí para allá sin ningún respiro (bueno, tal vez para beber de aquella fuente que un amigo usaría después para gastar alguna broma)… También cabe hacer especial mención al momento en que rechazábamos una comida y nos poníamos de morros. ¡Ahora nos gustan muchos de aquellos platos! Hoy algunos pensamos que, de pequeños, nos hubiese gustado tener mejor gusto para la comida. Pero eso os mostramos unas recetas para niños, para que no se haga cuesta arriba su alimentación. ¡Y sí, también vale para que las saboreéis vosotros!

Empezamos el día

Somos conscientes de lo fundamentales que son las comidas principales del día. Por eso comenzamos con la más importante de todas, la que hará que los más pequeños de la casa tengan la energía suficiente para afrontar el día. ¡A por el desayuno!

Tostadas francesas (para una persona)

Ingredientes:

  • 2 rebanadas de pan de molde
  • Media taza de leche desnatada
  • 1 huevo
  • Un poco de mantequilla
  • Sal
  • Azúcar
  • Canela en polvo

Preparación:

  1. Añadimos en un plato hondo el huevo y la leche desnatada más una pizca de sal y batimos con energía.
  2. Cogemos una sartén y ponemos el fuego medio-alto. A continuación, ponemos un trozo de manteca o mantequilla (como medio dedo de largo y ancho) y la vamos esparciendo por toda la sartén.
  3. Cuando esta se derrita, cogemos las 2 rebanadas de pan (no hay ningún problema si deseas quitar los bordes) y las empapamos en la mezcla de huevo y leche.
  4. Una vez empapadas las rebanadas, dejamos que caiga el sobrante de leche y huevo en el plato y lo pasamos a la sartén. A continuación, dejamos dorar ambos lados sin llegar a quemarlo.
  5. Cuando las tostadas estén hechas, las pasamos a un plato llano con papel de cocina, para quitar la grasa sobrante.
  6. Ahora emplatamos y le echamos una pizca de azúcar y un poco de ensalada a modo de guarnición.
  7. También podemos trocear un plátano u otro tipo de fruta y echarlo encima de las tostadas; la cuestión es que el pequeño coma algo de fruta y verdura.

Como apunte final. Este tipo de recetas para niños son perfectas no solo por los nutrientes y el aporte energético; también porque él, por su propia iniciativa, puede ayudar a hacer las tostadas. Así también podemos estimular su creatividad y aprendizaje en la cocina.

¡He vuelto!

Después de estar correteando por el patio del cole, pasar largas horas de clase intentando resolver un montón de ejercicios y aprendiendo, llega el momento preferido para muchos niños: la comida. Esta vez no recurriremos a unos rápidos macarrones con tomate frito.

Arroz con pollo (para 4 personas)

Ingredientes:

  • 400 gramos de arroz redondo o bomba
  • 300 gramos de pollo
  • 2 tomates
  • 100 gramos de judías verdes
  • ½ pimiento verde
  • ½ pimiento rojo
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Agua
  • Colorante alimentario
  • Especias ibéricas
  • Sal rosa del Himalaya

Preparación:

  1. Lavamos las verduras.
  2. Cortamos el ½ pimiento rojo y el verde en tiras de unos 3 centímetros de ancho. Ahora los reservamos.
  3. Cogemos los tomates y los cortamos por la mitad, los rayamos y reservamos.
  4. Pelamos los ajos y podemos hacer dos cosas: los partimos por la mitad o los dejamos enteros. Y, como las verduras, reservamos.
  5. En una paellera, echamos aceite hasta que la cubramos totalmente y ponemos el fuego alto.
  6. Cuando el aceite esté un poco caliente, bajamos el fuego a medio-alto, añadimos el pollo, le echamos sal y removemos hasta que la carne se dore.
  7. Cuando el pollo haya cogido color, echamos todas las verduras y el ajo. Removemos durante unos cinco minutos. A continuación, echamos el tomate y lo sofreímos. No olvidemos seguir removiendo.
  8. Cuando el tomate esté sofrito, esparcimos media una cucharada pequeña de especias ibéricas, removemos unos segundos con ímpetu y rápidamente echamos agua hasta que llegue al borde de la paellera.
  9. Dejamos que hierva intensamente, echamos colorante y sobre la marcha vamos corrigiendo el punto de sal.
  10. Cuando el caldo esté por la mitad de la paellera, bajamos el fuego a medio-alto y echamos el arroz.
  11. Cuando no quede nada de caldo, dejamos reposar (con tapadera si preferís que esté más blandito) unos 10 minutos y servimos.

Estas recetas para niños son muy efectivas porque el pollo tiene un sabor más suave y el arroz siempre es atractivo. Además, incluir verduras a esta receta para niños (y no tan niños) hace que se vayan acostumbrando a incluirlas en su dieta y, hechas de este modo, es más fácil que las coman.

¿Qué hay para merendar?

Hay que llevar mucho cuidado con las meriendas; tenemos que dar cosas naturales y con el azúcar justo (o ninguno), ya que en ese momento lo único que necesitan es ampliar su energía para llegar bien a la noche y no caer de sueño en cualquier momento. Esta receta es muy nutritiva y atractiva por la forma en que se puede montar, lo que hará que el niño se interese por ella.

Piña rellena de frutas con yogur (para 2 personas)

Ingredientes:

  • 1 piña grande
  • Un racimo de uvas
  • 1 mango
  • 1 rodaja de sandía
  • 1 naranja
  • 5 fresas
  • 1 yogur desnatado natural
  • Vainilla en polvo

Preparación:

  1. Cogemos una piña y la partimos por la mitad. Extraemos la pulpa y la reservamos.
  2. Cogemos el resto de las frutas, las lavamos, pelamos y partimos en trozos (no muy grandes) junto con la piña que habíamos reservado. Atención a las pepitas que pueda contener alguna de las frutas.
  3. A continuación, introducimos los trozos en la piña que habíamos vaciado. Ahora removemos el yogur desnatado natural en su recipiente y lo echamos por encima.
  4. Parra rematar, espolvoreamos un poco de vainilla en polvo por encima.

Esta receta tiene un alto valor nutritivo y es perfecta para la salud del pequeño. Hay que tener en cuenta que podemos usar otras frutas, incluso podemos vaciar un melón o una sandía y usarlo como recipiente.

Antes de caer rendidos en la cama

La cena, última comida del día pero también importante. Debemos llevar cuidado con las cantidades y el tiempo transcurrido hasta que el pequeño se va a la cama. Lo recomendado es que pasen 1,5 o 2 horas  en el transcurso cena-cama.

Este tipo de recetas para niños son platos que vienen muy bien por su textura y ligereza, que les ayudará a conciliar mejor el sueño.

Caldo casero de pollo con estrellitas

Ingredientes:

  • 1 muslo y contramuslo de pollo
  • 1 cascarón de pollo
  • 1 hueso de ternera
  • 1 puerro
  • 1 rama de apio
  • 1 zanahoria
  • 1 patata grande o 2 medianas
  • Estrellitas
  • Sal rosa del Himalaya
  • Perejil
  • Agua

Preparación:

  1. En una olla, añadimos agua (un poco más de media olla) y echamos un puñadito de sal rosa del Himalaya.
  2. Enchufamos el fuego y vamos echando la carne: pollo y el hueso de ternera.
  3. Tapamos la olla y dejamos hervir unos 60 minutos a fuego medio.
  4. Destapamos y quitamos la espuma con una espumadera.
  5. Ahora echamos todas las verduras y hortalizas. Dejamos cocinar a media temperatura durante 30 minutos.
  6. Lo apartamos del fuego y en una cazuela pequeña ponemos un poco de caldo y añadimos un puñado de estrellitas (unos 30 gramos).

El resto del caldo podemos guardarlo en la nevera durante varios días. Algo que se puede hacer para que el pequeño no coma exclusivamente sopa y pasta es añadir parte de la verdura y la carne del caldo que se ha hecho, o bien preparar aparte unas hamburguesas vegetales, de carne o una tortilla francesa.

En ocasiones es difícil alimentar a los más pequeños de la casa, por eso debemos de hacer las comidas más atractivas para ellos. Estas recetas para niños os ayudarán mucho en el día a día y además, les ayudará a aprender a comer de forma sana.