sal con especias

Receta de sal con especias: saboriza tus platos

La manera en que sazonamos nuestras comidas marca la diferencia entre un plato normal y un plato especial. La clave está en dar saborizar sin enmascarar los ingredientes, poder distinguir entre su sabor por separado y en conjunto. Para ello, no hay nada como la sal con especias.

La sal con especias es una forma original y rápida de añadir un toque de sofisticación a cualquier plato. A veces estamos faltos de imaginación, de tiempo, o de ambos, y no sabemos cómo darle la vuelta a ese plato para que se convierta en una receta memorable. sal con especias

Hay muchas mezclas posibles a la hora de crear sal con especias. Algunas de las especias más utilizadas son el comino, el tomillo, la albahaca, el cardamomo, el romero o el cilantro. Todas ellas son una apuesta segura para nuestros platos.

Al añadirle hierbas o semillas a la sal,  obtenemos otros minerales, vitaminas y antioxidantes beneficiosos para la salud. Y es que muchas hierbas, además de contribuir a acentuar el sabor y el aroma de los platos, tienen propiedades digestivas, antibacterianas y antiinflamatorias.

Cómo hacer sal con especias

Existen una gran cantidad combinaciones de sal con especias que puedes hacer en casa y de manera muy sencilla.

A la hora de prepararlo, ten en cuenta que los ingredientes que utilices para darle aroma y sabor a tu sal pueden ser de todo tipo, lo único que requieren es que estén secos para evitar que se formen pequeños grumos en la mezcla.

Si decides utilizar hierbas frescas, puedes secarlas en el horno (a fuego lento, entre 70º a 100º), en el microondas o al aire libre.

Una vez realizado este proceso de selección y secado de los ingredientes, es momento de combinarlos. La proporción ideal es de una cucharadita de especias y 1/4 de taza de sal, ya que así será mucho más sencillo mezclarlos en el mortero. Recuerda: lo importante es mezclar sin pulverizar los ingredientes. Cuando lo tengas todo, prueba el resultado y modifica en caso de necesitarlo.

Guarda la mezcla en un frasco hermético y deja que repose al menos un día antes de utilizarla. La intensidad de los sabores irá disminuyendo con el paso del tiempo, pero se podrá hacer uso de la sal con especias durante, prácticamente, un año entero.

Una de las recetas de sal con especias más sabrosa es la que se usa para condimentar los tacos. Es un buen ejemplo si es la primera vez que preparas sal con especias, no sólo porque es rápido y fácil de hacer, sino porque el resultado no deja indiferente. Tan solo necesitas:

  • 1/4 taza de chile en polvo
  • 1/4 taza de comino en polvo
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de cebolla en polvo
  • 1 cucharadita de orégano (o polvo de hoja de orégano)
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1/4 taza de sal del Himalaya 
  • 1 cucharadita de pimienta molida

Después, simplemente puedes poner todo en un frasco y agitar bien, o mezclarlo en un mortero. Esta combinación es perfecta para espolvorearla sobre la carne y combina genial con tacos de lechuga.

Sal con especias: ¿cuál escoger?

En Toque nos gusta destacar la comodidad de nuestros molinillos. Gracias a su práctico regulador de corte, te ayuda a lograr el grosor y textura que necesites en cada momento con un solo gesto. Para ello, lo único que tienes que hacer es retirar la tapa superior, sujetar el molinillo por el capuchón y girar el envase hacia la derecha. Una vez abierta la tapa del molinillo encontrarás una pestaña muy útil ya que, si la giras  en una u otra dirección, conseguirás pedacitos más grandes y vistosos, perfectos para la ornamentación de tus recetas, o más finos, lo que provocará que se fundan con tu creación aportando todo su sabor.

sal con especias

Uno de nuestros preferidos, el molinillo de Sal&Hierbas, combina sal marina con romero, tomillo, mejorana y albahaca: el toque más mediterráneo.

Esta combinación de sal con especias puedes utilizarla tanto durante la preparación de los alimentos o sobre el plato ya elaborado. Nuestro consejo es que, en la fase de cocción, se muela primeramente el contenido sobre la palma de la mano y se vaya echando poco a poco para que no pierda eficacia al añadirlo directamente.

En la innovación está el secreto para aportarle un toque diferente a tus creaciones y conseguir los mejores resultados mediante pequeños detalles que lo cambian todo, como el uso de sal con especias en la cocina. Te conquistará desde el principio.