Coctelería molecular: la nueva y moderna manera de preparar cócteles.

La gastronomía molecular es la  explosión de sabores de moda: se trata de una combinación que a través de la ciencia crea nuevas texturas y sabores dentro de la coctelería molecular. La tecnología nos ayuda a innovar y crear nuevas formas de tomarnos un combinado y, de este modo, experimentar nuevas sensaciones.

Existen distintas formas de crear estos cócteles; caviar de cóctel, esferas que explotan en la boca, lámparas de lava, espumas, cócteles comestibles, entre otros, por ello los mixólogos moleculares necesitan conocimientos de física y química para romper con la preparación de cócteles clásica. Lo que buscan es una presentación más exótica y nuevas combinaciones de bebidas.

Clases de cócteles moleculares

Se puede jugar con muchos combinados y formas creativas dependiendo de los ingredientes que utilicemos. Por ello, desde Toque queremos recopilar las diferentes clases de mixología molecular que puedes crear desde casa.

La esferificación consiste en una técnica de enperlar sabores y que al agregarlas al cóctel no pierdan su esencia original, pero podemos encontrar dos clases de esferificación:

  • Directa, sería la formación de esferas líquidas en el interior de una película de gelatina. Ésta se mantiene en forma de gota pero de forma temporal, ya que tiende a solidificarse, quedándose dentro del cóctel.
  • Inversa, en este caso, se formaría a través de una mezcla de sales de calcio y productos naturales derivados de algas y de almidón de maíz, formándose una película y quedándose el interior líquido.

La gelificación sería otra  forma de crear un cóctel molecular; en este caso, se crea un gel con los sabores. No se requieren ingredientes especiales, pero estos deben crearse de una forma muy cuidadosa.

El nitrógeno líquido es uno de los más usados, ya que con el nitrógeno se puede jugar y crear como una niebla o humo encima del cóctel, aunque también se usa para dejar en suspensión elementos sólidos en el líquido, en este caso también se usa la goma xantana para espesar el líquido y conseguir este efecto.

La técnica Brulee, consiste en utilizar un soplete con el fin de caramelizar el cóctel, poniendo azúcar en la superficie y con un poco de fuego, conseguir ese gusto a caramelo que hace que un cóctel sea más apetecible.

Éstas son algunas de las principales formas de crear combinados divertidos y diferentes, aprovechando productos y materiales diferentes a los clásicos de barman. No solo debemos mezclar sabores, sino que también darle una imagen peculiar para conseguir sorprender al público.