recetas fáciles

3 recetas sencillas para llevarte a la oficina

Comer fuera de casa no es sencillo: entre otras cosas, porque generalmente tendemos a desequilibrar nuestra dieta con menús poco saludables. La alternativa, claro está, si tenemos que comer fuera por trabajo, es llevarnos el consabido tupper a la oficina. No obstante, la pereza de cocinar tras una larga jornada d etrabajo nos puede llevar por el camino fácil de evitar el trámite de la cocina. Para no caer en ello, en Toque te traemos tres recetas sencillas para llevarte a la oficina y que no te harán sufrir frente a los fogones:

Cuscús de verduras

Nuestra primera receta es cuscús, un tipo de sémola de trigo que acompaña con toda clase de comida, ya sea con guarnición para la carne, con verduras, con frutos secos… En esta ocasión, vamos a preparar un cuscús de verduras, una fórmula sabrosa y muy veraniega, ya que podemos consumirla tanto fría como caliente.

El cuscús tiene muchas formas de cocinarlo, para los que nunca han consumido esta sémola, se suele hacer al vapor, pero también se puede rehidratar con agua o caldo, durante unos 3 minutos.

Los ingredientes para realizar esta comida serian;

  • 200 gr. de cuscús
  • 200 ml. De caldo de pollo/verdura
  • Medio calabacín
  • Medio pimiento rojo
  • Medio pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • Una nuez de mantequilla
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cuchara de postre de especias Toque India.
  • Opcional: Sésamo negro

Esta receta se prepara en 4 únicos pasos:

Para empezar, ponemos a calendar el caldo de pollo o verduras e incorporamos el cuscús en cuanto empiece a hervir, dejándolo unos 3 minutos rehidratándose pero retirado del fuego.

Pasados los 3 minutos, le ponemos mantequilla (o si se prefiere, se puede usar margarina) para que la sémola quede suelta y al mismo tiempo se quede más cremosa.

Por un lado, ponemos una sartén con todas las verduras (calabacín, pimiento verde, pimiento rojo, cebolla, zanahoria) partidas en pequeños tacos, y lo dejamos a fuego lento unos 15/20 minutos y seguidamente le añadiremos sal y pimienta al gusto.

Para terminar, mezclamos las verduras ya sofritas con el cuscús, añadiendo también una cucharada de especias Toque India y el toque de sésamo negro. Rehogando por última vez, todos los ingredientes juntos para que estos tengan un sabor más concentrado. Una receta ideal para comer de tupper, pero de manera sabrosa y saludable.

Tallarines con espárragos trigueros, habitas y nuez moscada

A pesar de lo que se crea, la pasta no es una comida especialmente calórica (al menos, no la pasta en sí) ni pesada, sino que es el acompañamiento, como las salsas, lo que le atrae esa fama. No obstante, vamos a hacer una receta de pasta saludable y sencilla, a la vez que sana: tallarines integrales con verduras.

Para ello debemos tener:

Para empezar con la elaboración, podremos la pasta a cocer al gusto, mientras tanto rehogaremos en la sartén los espárragos trigueros, tras hacer un poco los trigueros, añadiremos las habitas, ya que éstas tardan menos en hacerse.

A continuación, escurriremos la pasta y la mezclamos con las verduras ya rehogadas, añadiendo como toque final un chorro de aceite de oliva, sal y un poco de nuez moscada rallada por encima.

Una receta muy ligera y vegetariana si usamos el caldo de verduras o agua para hidratar el cuscús.

Pollo con salsa de setas

Otra de nuestras recetas bastante sabrosas y sencillas, seria pollo con salsa de setas, puedes hacerlo con cualquier clase de setas (boletus, champiñón…), al gusto de cada uno.

Los ingredientes para esta sabrosa receta serían los siguientes:

  • 6 muslos de pollo
  • 250 gr. de setas
  • 1 cebolla
  • 1 ajo
  • Caldo de pollo o verduras

La elaboración de esta receta tendría una duración de unos 20 minutos aproximadamente, por ello vamos a ponernos manos a la obra.

Introduciremos en una sartén muy caliente los muslos de pollo, hasta que queden bien dorados y hecho en su interior, en cuanto estén al gusto los retiramos del fuego.

Picaremos la cebolla, las setas y el ajo, para introducirlas posteriormente en la sartén y rehogarlas a fuego lento. Cuando éstas estén ya hechas, le añadiremos un vaso de caldo de pollo o verduras, dejándola hervir durante unos minutos para que coja un buen sabor con todos los ingredientes.

Para acabar añadimos al caldo los muslos de pollo y lo dejamos cocinar durante unos 15 minutos, para que la salsa quede más fina y sabrosa, tras pasar los 15 minutos, retiramos el pollo y pasamos por la batidora las verduras, esto último no es obligatorio, pero si recomendado.

Estas recetas sencillas, son ideales tanto para los amantes de la cocina, como para los que no queremos pasar mucho tiempo dentro de ella, y menos aun elaborando comidas para toda la semana. Ponle imaginación a tus recetas y cuida tu salud, deja al lado las comidas precocinadas y los sándwiches, y disfruta de un almuerzo sabroso y saludable.