Toppings ensalada

Toppings: la forma sencilla de dar vida a tus recetas

Hay muchas maneras de renovarse en la cocina, pero una con la que seguro que acertarás, es con los toppings. Podemos jugar con los toppings para añadir contrastes de texturas y nuevos sabores en nuestras recetas; además pueden ser llamativos visualmente, con los que conseguiremos un emplatado muy original.

¿Qué son los toppings?

El término topping es bastante moderno en el mundo de la gastronomía. Pero se está expandiendo tan rápidamente que seguro que no tardaremos en ver esta palabra aceptada por la RAE, ya que con el boom de los toppings para helados casi todos los consumidores utilizan esta aceptación inglesa.

Comenzamos a utilizar los toppings para denominar a los ingredientes que se utilizan para cubrir un helado o una pizza, pero se ha extendido a todo tipo de preparaciones, como pueden ser en las ensaladas o para decorar un cupcake.

Por ejemplo, en ensaladas, los toppings se distinguen de los aderezos clásicos (como aceite o sal), pueden ser de muchas maneras, como semillas, hierbas, vegetales… En los helados pueden ser frutas secas, chocolate, cereales… Por lo que vemos que los toppings no son un aderezo tradicional, sino una mezcla de ingredientes con los que puedes experimentar distintas combinaciones para sumar sabor a tus platos.

Se consideran toppings tanto a las salsas o cremas, como a los ingredientes sólidos. Por lo que imagina la gran cantidad de posibilidades que hay para aportar nuevos sabores y texturas a tus platos. Y además, al ser tan amplia la gama de toppings, hay de distintos tipos que podremos añadir durante la preparación de nuestras recetas o justo antes de comernos el plato.

Tipos de toppings

Como dice el refrán, “para gustos, colores”. Pero ante la infinidad de toppings que existen es muy difícil elegir, todo depende también para qué tipo de receta los vayamos a usar. Recuerda que los toppings son un concepto moderno que nos permite innovar en terrenos clásicos:

  • Toppings para ensaladas: el concepto ensalada en muy general, hay muchísimos tipos de ensaladas, y por tanto, infinidad de toppings para ellas. Algunos ejemplos son: manzana deshidratada, arándanos frescos, cebolla frita, almendras tostadas, nueces, panceta crocante o semillas de todo tipo. Además, se permite combinar frutas con verduras o hierbas con semillas y quesos.
  • Toppings para postres: en el sector de la repostería los toppings son todos los que te puedas imaginar, salsas o cremas como ingredientes sólidos. Hay una gran cantidad de posibilidades con las que aportar sabores, texturas y colores a tus tartas, helados, creps,gofres, batidos, cupcakes… Algunos de ellos son: frutos secos, cubiertas de caramelo o chocolate, fruta fresca o deshidratada, siropes, nueces caramelizadas, dulce de leche, toffe, salsa de ron, salsa de ciruelas, tortitas de arroz, coulis de fresa, galletas crujientes, maskina, crocante de sésamo… entre otros.
  • Toppings para pizzas: cualquier ingrediente para pizza es un topping diferente, y hay tantos como dicte tu imaginación. Los más utilizados son: jamón cocido, chorizo, champiñones, carne picada, salchichas, bacon, cebolla, extra de queso, aceitunas negras, pimientos verdes, pepperoni, piña y espinacas.
  • Toppings para tostas: las tostadas son un plato muy recurrente, y como con las pizzas, podemos ponerles los ingredientes que nos apetezcan. Algunos ejemplos de tostas son: a la catalana, cuyos toppings son aceite de oliva, alioli, tomate y jamón; o amor francés, con cebolla caramelizada, queso “brie” y piñones o almendras. Pero podemos ponerles como toppings patés, pepinos, salmón…
  • Toppings para hamburguesas y hot dogs: entre los más comunes para estos platos están los toppings de mayonesa, kétchup, pepinillos, salsa barbacoa, salsa de queso, mostaza o cebolla. Pero hay otros menos conocidos o utilizados como los patés para haburguesas, chili, patatas fritas, chimichurri, mayonesa de jalapeño, mostaza dulce o picante, ajo rostizado, aceite de trufa, piña a la parrilla, tocino crujiente, rúcula, espinaca, aceitunas o champiñones.
  • Toppings de queso: este tipo se puede utilizar para una gran cantidad de recetas, y es que hay tantos como quesos existen: cheddar, queso azul o gorgonzola, pepper Jack, queso manchego, de cabra, chihuahua, Gouda, fontina, feta, de crema, queso suizo, parmesano, mozarrella, panela, etc. 

 Estos son solo algunos tipos de toppings, dale rienda suelta a tu imaginación y tus platos serán mucho más sabrosos y llamativos. ¡Recuerda que las combinaciones posibles son infinitas!